Alberto Ojinaga, CEO de Caprabo comenta en Pastillas contra la crisis de Expansión varios temas interesantes de como Caprabo se ha adaptado a la crisis.

Desde un punto de vista de las medidas que tomaron en un primer momento, Alberto Ojinaga comenta que cuando vieron que la crisis podía ser más larga de lo que se podía esperar decidieron estar preparados para lo peor, trabajando sobre todo a nivel de eficiencia y anticipándose a las situaciones.

Cambiaron la marca Eroski un 20% más barato que la marca Caprabo y de esa forma incrementaron clientes y tuvieron más cuota de mercado creciente durante tres años.

Para Alberto Ojinaga, la eficiencia no tiene fin, siempre se puede hacer mejor, desde el transporte optimizando rutas y cantidades distribuidas hasta los procesos de trabajo en tienda. La eficiencia es prácticamente infinita y la mejora constantes es una de las cosas en las que inciden.

Cambiar de la forma más rápida posible es importante para Caprabo, Alberto Ojinaga dice que el precio ha tomado una importancia cada vez más relevante para los clientes y cada mes bajan precios de muchos productos, siempre que no se renuncie a los valores de la marca.

Para Alberto Ojinaga es importante apostar por los productores y fabricantes agroalimentarios, Caprabo apuesta por ellos, y apoya las mejoras e innovaciones.

Las líneas de Caprabo a futuro son 4, según Alberto Ojinaga, por un lado los precios mejores, por otro lado las tiendas hacerlas mucho más cómodas y atractivas, la tercera los frescos, mejorar lo máximo este área y una cuarta que es la atención al cliente, haciendo que esta atención al cliente exceda las expectativas.