Si hay algo que me encuentro habitualmente en muchos casos con perfiles de alta dirección o emprendedores es la necesidad de tomar decisiones complicadas que muchas veces afectan a muchas personas, estas decisiones son en muchas ocasiones tomadas en soledad y la incertidumbre es una de las variables constantes en todo ese proceso de toma de decisión. Por eso, cuando has de tomar decisiones complicadas es importante poder tener una guía que no te permita titubear ni mirar atrás una y otra vez.

Las decisiones son complicadas cuando afectan a muchas personas, cuando te juegas mucho o sobre todo cuando afectan a los tuyos.

como tomar decisiones complicadasEstos puntos que describo a continuación pueden servirte de guía en esos momentos complejos:

1.- Cuando te encuentres en un momento de toma de decisiones complicadas una de las cosas más importantes es tener la mente limpia y calmada, por eso es importante que durante los días que te encuentres en estas situaciones tomes algo de tiempo para hacer un mínimo de ejercicio físico o en el peor de los casos puedas hacer de forma constante ejercicios de respiración.

2.- Haz una lista de todas las opciones que tengas, puede que incluso en ese momento pienses que tienes pocas opciones, no evalúes si son mejores o peores opciones para tomar decisiones, sencillamente haz una lista de opciones y pide ayuda si la necesitas a personas que aunque no sean profesionales del área en el que estás puedan aportarte un punto adicional, se trata de hacer una especie de lluvia de ideas que te permita tener opciones para tomar decisiones, ya sabes la máxima de la PNL “tener opciones es mejor que no tenerlas”. Además muchas veces las cosas desde una perspectiva exterior a nosotros nos aporta un puntos de vista que nos puede servir de mucho.

Tener Opciones para tomar decisiones es mejor que no tenerlas.

3.- Resultados, puntualización y resistencia. Dale un valor a los posibles resultados de esa toma de decisiones, por ejemplo de 1 a 10 (1 poco relevante y 10 muy relevante), y también márcalo como positivo o negativo. Si hay alguno de los resultados de esa toma de decisiones ves que puede generar un impacto muy fuerte, márcalo con dos símbolos de positivo o negativo, que se vea bien claro que tiene un impacto mayor que el otro.

También es importante que veas cuales son los peores resultados que se pueden generar y te pongas en ese posible escenario, e imagina si el peor escenario posible podría ser válido para ti en un supuesto caso que se diera. Si ese escenario de toma de decisiones no es aceptable en ningún caso directamente no lo contemples bajo ninguna circunstancia y elige en ese caso cuál es el escenario que puedes tomar como mínimamente aceptable.

Es importante que esos escenarios los valores por una realidad, es decir, que no existen variables que no conoces, ya que esas variables pueden tener un peso que no esperas. Tómalos en base a tu experiencia real, no dejes opciones al azar, algo que te puede servir para organizar estos escenarios de decisiones son los árboles de toma de decisiones y analizar las opciones disponibles. Para esto los mapas mentales son una excelente herramienta.

También valora que resistencia van a producir esas decisiones en el caso de que las tomes y se cauto al respecto, la resistencia que generen los resultados de la toma de decisiones también has de tenerla como una variable que forma parte de la ecuación.

Es importante también tener en cuenta en cada toma de decisiones la probabilidad de que se den las opciones con que estás planteando ocurran, a veces tendemos a cerrarnos en una opción y puede ser que no se de en ninguna de las fases del proceso de la toma de decisiones.

4.- Siéntete cómodo con las decisiones que tomes. Algo que te puede servir para esto es lo que se denomina tomar prestado el futuro, ponte en la situación en la que ya has tomado la decisión y mírate a ti mismo en ese momento y si estás satisfecho con esa decisión y estudia desde esa posición todos los posibles detalles de esas decisiones, date tu tiempo para hacerlo.

Puedes también pensar como crees que lo haría alguien que conoces o incluso alguien que puedas considerar un mentor aunque no le conozcas. Eso te permitirá verte a ti como el protagonista de la película, pero desde el punto de vista de una tercera persona y te ayudará a entender y ver la situación de forma más global.

Imagina que ya has tomado las decisiones y analiza como te sientes, si crees que lo has hecho bien y que te sientes bien, entonces son decisiones que pueden servirte.

5.- La toma de decisión y acepta la responsabilidades. Una cosa que te ayudará a tomar decisiones acertadas es seleccionar aquellas que tienen más signos positivos que negativos, siempre han de tener más signos positivos. El resultado final de esa toma de decisiones te ha de encajar perfectamente, si no lo hace no dudes incluso en tomar consejo de personas de fuera, que te aporten una visión adicional, para ver si te estás equivocando en esa toma de decisión.

Por supuesto, has de aceptar las responsabilidades de esas decisiones, lo que si te puedes quedar muy tranquilo es en el sentido que tomar decisiones pensadas y meditadas es mucho mejor que tomarlas sobre la marcha, por lo que siempre sabrás que las decisiones que has tomado eran las mejores posibles.

Los que no toman decisiones son los que nunca se equivocan, pero tampoco avanzan nunca y posiblemente tampoco asumen responsabilidades.

6.- Quédate contento con las decisiones que tomes y lo que surja de ellas. Y a partir de este momento olvídate de que podrías haber tomado otras decisiones, eso ya no sirve ni tiene sentido, las mejores decisiones son las que tomaste porque estaban bien estudiadas y seleccionadas.

7.- Aprende de esa toma de decisiones evaluándolas. Quizás este es el punto más importante de los procesos de toma de decisiones, es decir, evalúa si los resultados que estás obteniendo son los que esperabas y si volverías a tomar la misma decisión, si la respuesta es si, entonces es que la decisión era la mejor, si la respuesta es diferente te permitirá saber que hacer para una próxima vez y ver en que punto podrías hacer modificado esas decisiones.