Muchos de estos dominios empiezan a expirar y los inversores de nicho que saben conseguir rentabilidad de tráfico segmentado comienzan a ser compradores de este tipo de productos en muchos casos a auténticos precios de ganga.