Estrategia de comunicación es un concepto altamente cambiante, llevo unos días en los que varias compañías me comentan como pueden potenciarla y como pueden organizarla, ya que se encuentran en general una oferta de servicios muy amplia, pero no saben como pueden plantear su medición.

Estrategia de Comunicación y Crisis

La estrategia de comunicación en las empresas ha cambiado, y esta crisis hace también que muchos profesionales del intangible, como marcas o impacto quieran plantear servicios que la empresa no puede medir o no tiene la capacidad de controlar, o en el peor de los casos la empresa no tiene capacidad de conseguir conversiones. Es cierto que para muchas empresas lo importante es potenciar la marca, pero el gran problema al respecto es que a medida que pasa el tiempo el mercado permite además conseguir conversiones en ventas, y aunque por supuesto el social media permite una interacción importante con los usuarios, la conversión en producto que consiga mantener o incrementar ventas no es sencilla.

Estrategia de Comunicación y Redes Sociales

La realidad es que la estrategia de comunicación hoy en día se ha convertido en una gran fórmula en la que es necesario trabajar a varios niveles, desde la propia comunicación en redes sociales, que es relativamente sencilla de utilizar con interfaz y que un profesional puede organizar o comunitizar, al uso de un importante volumen de disciplinas como son el video marketing (para ver en un ordenador o en dispositivos móviles), podcast marketing (muy utilizado para el desplazamiento en coche por los potenciales clientes o usuarios y en los tiempos de ocio), themes marketing (para ser utilizado por los “locos” de nuestra marca que además nos permite conversión indirecta), soft marketing (para que la gente se descargue nuestras aplicaciones y que puedan interactuar mejor con nuestra marca/negocio), networking marketing (para establecer modelos concretos de interacción y conversión de clientes), forum marketing (para trabajar en foros de forma amplia el concepto tanto de nuestra marca como la opción de generar posicionamiento y conversión), seo (optimización en buscadores), y al menos diez o doce disciplinas más en las que cualqueir empresa antes o después va a tener que “bregar”.

Estrategia de Comunicación y Visión del Estratega

La estrategia de comunicación hoy en día ha de ser muy consensuada estrategicamente con muchos jugadores que conforman nuestro mercado potencial y ha de ser así visto por el estratega si esto no se produce siempre habrá detalles que harán que los objetivos se puedan medir sólo por intangibles, y esto puede estar bien, pero no permite saber si lo que al final hace que la empresa siga avanzando, las ventas, tiene un retorno claro o no.

De hecho se está viendo en todo el mundo que la estrategia de comunicación empieza a tener una especialización por parte de muchas empresas que según sus intereses y enfoques de negocio toman una disciplina como principal, que permita a la compañía posicionarse en la mente del cliente de una forma constante, y posteriormente utilizan el resto de disciplinas para potenciar esta primera haciendo que la experiencia de uso del usuario sea divertida o agradable y que además permite introducir conceptos de interés en la mente de ese cliente potencial.

La necesidad de conocimiento para la utilización de estas disciplinas así como la curva de aprendizaje hace que no todo el mundo pueda utilizarlas todas y que la especialización tienda a ser un paso natural de la estrategia de comunicación.