Es uno de los eventos que en estos últimos años más me gusta, el Black Friday, que sucede el día después de Acción de Gracias, este año 2012 concretamente será el 23 de Noviembre de 2012.

Este día lo que suele suceder es que las tiendas en todos los Estados Unidos hacen unas ofertas bárbaras, y por internet puedes acceder a estas ofertas en cualquier país, cosa que está muy bien (aunque a veces, y según las ofertas los países, transporten van a parte del coste).

Black Friday

Conozco un par de empresas con las que colaboro que tienen su mayor volumen de ventas estos días, aunque no son los días cuando más margen consiguen, pero sólo con ese día hacen unas facturaciones enormes, de hecho muchas empresas trabajan fuerte los dos o tres meses anteriores para prepararse bien para esa fecha.

Muchas de las empresas de software o de hosting, dominios, etc, suelen hacer esos días unas extraordinarias ofertas, que en algunos casos llegan hasta el 90% del coste original, así que si te interesa poder acceder a ofertas interesantes y que no se te pase ninguna de alto, hazte una lista de las cosas que te gustaría comprar como dominios, hosting, membresias de interés, incluso los propios accesorios de ordenador o incluso también en informática, TV’s y todo lo relacionado con electrónica se suelen hacer unas ofertas absolutamente increíbles.

Black Friday y Ventas

Este día hay comercios que abren incluso mucho antes de lo que lo hacen habitualmente, varias horas antes o no cierran, y las colas que tienen para entrar desde primera hora son absolutamente enormes.

Aunque en España están las rebajas, no creo que haya un efecto llamada a la compra tan fuerte en las rebajas como tiene el Black Friday, principalmente por los descuentos reales en productos reales, es decir, que aunque muchos lo utilicen para vender stocks no suelen dar gato por liebre.

Black Friday y movimiento comercial

Además estos años que, aunque se denominan en crisis, y en algunas ciudades de USA ya se ve movimiento en los centros comerciales, este día es especialmente intenso a nivel de compras, y de hecho, históricamente se le ha llamado el Black Friday porque es la fecha en la que los comerciantes ya deberían saber si ese año van a conseguir beneficios, es decir, están en números negro o quedan en números rojos.